Amor propi navegant en solitari / Amor propio navegando en solitario

Les maniobres a port, quan no són massa precises, ténen l’enorme inconvenient de produïr efectes dramàtics en el barco que maniobra, en els altres barcos que estan parats i també en l’amor propi del patró i la seva tripulació. Doncs, al contrari, de les altres maniobres, les que es realitzen a l’arribar i sortir d’un port, o les que s’efectuen per fondejar i per agafar una boia d’amarra, presenten una característica molt especial, i es que sempre hi ha espectadors…

Tot i que no xiulin ni aplaudeixin, estan allí, preparats per jutjar els artistes que evolucionen sobre la coberta. Aquests testimonis son quasibé sempre molt molestos pel nostre amor propi, i a vegades, dessitjariem que hi hagués ports deserts on poguessim realitzar lliurement les maniobres més agosarades, repetirles cent vegades, llençar les amarres a l’estil cow-boy, etc…

Sol passar que després de fer una mala maniobra, sortim amb l’amor propi ferit, tot i que aquesta sigui la menor  de les avaries que podrem patir.

P.D. Dedicat a tots i totes els/les participants a bord del Hanse 40, que treballaren en la maniobra d’atracament de l’Equilibri  al port de Roses (Alt Empordà · Girona · Catalunya)

Las maniobras de puerto, cuando no son demasiado precisas, tienen el enorme inconveniente de ocasionar efectos dramáticos en el barco que maniobra, en los demás barcos que están “parados” y también en el amor propio del patrón y de su tripulación. Pues, al contrario, de las demás maniobras, las que se realizan al arribar y al zarpar de un puerto, o las que se efectúan para fondear y para coger una boya de amarre, presentan una característica muy especial, y es que siempre hay espectadores…

Incluso aunque no silben ni aplaudan, están ahí, preparados para juzgar a los artistas que evolucionan sobre la cubierta. Estos testigos son casi siempre muy molestos para nuestro amor porpio, y a veces desearíamos que hubiera puertos desiertos donde pudiéramos realizar anuestro antojo las maniobras más atrevidas, repetirlas cien veces, lanzar las amarras al estilo cow-boy.

Suele ocurrir que después de hacer una mala maniobra, salgamos con el amor propio herido, aunque esta es la menor de las averías que podemos sufrir.

P.D. Dedicado a tod@s l@s participant@s  a bordo del Hanse 40, que trabajaron en la maniobra de atraque de el Equilibri en el puerto de Roses (Alt Empordà · Girona · Catalunya).

Anuncios

Acerca de rosasabate

Psicóloga Coach: - Personal - Profesional - Executive - Corporative Formadora Competencial Consultora RRHH
Galería | Esta entrada fue publicada en aprendizaje, cambio, Coaching, Coaching en velero, Coraje, crisis, Deporte, emociones, Golf de Roses, mente, Nautic, Nautic Coaching, navegar, objectius, oportunidad, Sailing, salud, Sueños y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Amor propi navegant en solitari / Amor propio navegando en solitario

  1. Pharmd809 dijo:

    Hello! eeadbag interesting eeadbag site!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s